sábado, 5 de enero de 2008

Un chiste de mal rollo

Un amiguete perico me ha enviado este chiste, que cambiando el equipo vale para merengues, colchoneros, sevillistas, béticos, etc. Aquí os lo dejo para que lo “disfrutéis”:

En clase de parvulitos, la maestra, una culé fanática, explica a los niños las bondades de ser del Bar$a. Les dice que es el único equipo bueno de Cataluña y el mejor equipo del mundo, y por lo tanto todos deben ser culés y aprenderse de pequeñitos ya el himno del Bar$a. De pronto, una niña pequeña levanta la mano y dice: “Señorita, yo no quiero cantar el himno del Bar$a”. La seño toda cabreada le pregunta a la niña que como osa decir eso.

La niña responde: Verá usted, es que yo soy periquita. La maestra monta en cólera y chillando le dice a la niña: “¿CÓMO ES POSIBLE QUE TU SEAS PERIQUITA?”. A lo que la niña responde: “Mi padre es perico, mi madre es perica y mi hermano mayor también”. La maestra roja de rabia y a punto de escupir fuego ante la contestación de la niña replica: “A VER NIÑA, SI TU PADRE FUERA UN TRAVESTI, TU MADRE UNA ZORRA Y TU HERMANO UN YONKI, ¿ENTONCES TU QUÉ SERIAS?. La niña con toda tranquilidad responde: Si mi padre fuera travesti, mi madre una zorra y mi hermano un yonki, entonces yo sería CULÉ.

1 comentario:

Arnau dijo...

Es el chiste más malo que he oído jamás. Pésimo. Patético. Triste. Aburrido. Sin gracia. Absurdo.