jueves, 18 de agosto de 2005

Los Ancares

El lunes tuve una revelación (norrrrrrrr... nada tipo Zidane, en plan místico, fue algo más carnal), en compañía de unas amigas que vinieron de visita a Barcelona: el pulpo del Mesón Los Ancares, que estaba realmente estupendo. Los embutidos ya sabía que eran fantásticos (sobre todo el jamón y el salchichón), pero el bichejo de ocho patas que nos sirvieron con pimentón estaba de puta madre. Os recuerdo, este local está en Sicilia -Córcega.

2 comentarios:

candy dijo...

Doy fé, del jamón y del chorizo, todo riquisimo, pero tambien es cierto que el pulpo, estaba para chuparse los dedos, algo que hicimos mas de una, entre ellas yo, y es verdad, la proxima vez a parte de ver a mi caballero andante, volveremos a comer del tan delicioso molusco cefalópodo con ocho tentaculos, provisto de ventosas, que por si no lo sabeis es muy voraz, sobre todo si se te engancha en alguna parte del cuerpo.
Menos mal que estaba muerto.... y no estaba de parranda como nosotros.

Pep dijo...

I del formatge que me'n dieu? Mític garito, si ;-)