jueves, 9 de junio de 2005

Lo Monaco

Cada vez que veo por la tele un anuncio de un producto “Lo Monaco” deseo comprarlo inmediatamente. Sus “spots” transmiten confianza, glamour y calidad. Si tuviera fondos en mi tarjeta de crédito me los fundiría adquiriendo todo su catálogo. Quiero ser un hombre “Lo Monaco” y que su carisma se introduzca en mi vida. Seguro que me respetaríais más e Isabel me invitaría a las fiestas del embajador dónde la felicidad tiene forma de Ferrerorocheres.

Big felation

El otro día intenté bajarme una película, de estas que hacen poco que se ha estrenado. Cuando se completó, y se bajó el archivo, observe con curiosidad que en vez de tener un film comercial tenía la sin par “Lady Fellatio”, un film X consistente en cinco señoritas que fuman y que hablan de tú haciendo gala de sus artes bucales. ¿Por qué hay seres malvados que nos engañan a los pobres que sólo queremos conseguir una peli gratix de vez en cuando?

5 comentarios:

Svend dijo...

mirando la cartelera, igual has salido ganando, Sergio

Anónimo dijo...

ASÍ QUE TE HAS COMIDO UN FAKE, QUE RIMA CON FUCK EY.
CUANDO BAJES POR LA MULA ALGUN PELICULON COMERCIALES SOLO TINES QUE VER CUANTOS NOMBRES TIENE EL FICHERO: SI VARÍAN SUSTANCIALMENTE, APUESTO 100.000 DRACMAS INEXISTENTES A QUE TE DAN POR FAKE

Sergio Fidalgo dijo...

igual sí... le daré otra oportunidad a esa joya del octavo arte

Anónimo dijo...

YA TARDAS EN PASARLA. !!


CPTA.HORNACHUELOS

Sergio Fidalgo dijo...

no sé... no sé... a saber que haría con ella