sábado, 15 de octubre de 2005

“¿Es bueno el orujo?”

Ayer, después de una opípara comida, tuve un interesante debate con un buen amigo acerca de la honradez de nuestros hosteleros. Mi colega tiene la costumbre de preguntar al camarero si el orujo que tienen es bueno. Y si la respuesta es afirmativa, lo pide. Él cree que no tiene porque desconfiar de lo que le dicen, porque si le engañan no volvería al local y eso no les interesa, y yo le argumentaba que ningún camarero dirá que lo que sirve es malo, y menos si es el dueño o tiene al encargado cerca.

1 comentario:

candy dijo...

Pues si, tienes razon, nadie se vá a tirar piedras encima de su tejado, digo yo no?.
Aunque sea una caquita, no te van a decir la verdad, si no, pues ya ves.
Besotes