viernes, 20 de mayo de 2005

Los “Imparables”

He intentado leer la “Dogmàtica Imparable”, el presunto manifiesto vital de los tres literatos catalanes que se definen como los “Imparables” (Sebastià Alzamora, Hèctor Bofill y Manuel Forcano). El texto de Alzamora me pareció curioso, incluso interesante, pero los otros dos despertaron mis alarmas anti-pedanteria. Pero lo mejor es la última parte del volumen, en el que los tres publican una teórica conversación sobre su visión del mundo y de la literatura. No lo definiré con palabras, mejor que pilléis el libro en alguna biblioteca (ni se os ocurra gastar un maravedí) y lo disfrutáis mientras os tomáis dos botellas de absenta.

DIA vs Churruca

Cambiemos de tema y pasemos a algo más en nuestra línea, más chorra: en el debate que tengo conmigo mismo sobre si adquirir kikos DIA (más cantidad) o kikos Churruca (el poder de la tradición), ha vencido la ilógica. Frente a unas bolsas más repletas y mejor de precio, he decidido mantener el consumo de kikos Churruca, por su mejor sabor, las reminiscencias de mi niñez y porque el mundo me ha hecho así…

Caca

Una curiosidad. ¿Vosotros miráis la caca después de haber ido al lavabo? ¿Por qué lo hacéis, por vicio, para ver si tenéis un organismo artístico o por su componente artístico?

6 comentarios:

castaway dijo...

Pruebe usted el Rolls-Royce del maiz, caballero, Mister Corn, y no podrá dejarlo nunca... Sobre el tema escatológico, me niego a hablar de mis deposiciones, bastante se habla del FCB estos días para seguir con el tema fecal.

Anónimo dijo...

Sergio:
Respecto al último tema, otra curiosidad. Tú pide un día en un chiringuito que te hagan una paella "d'arròs negre" y al día siguiente me explicas lo que te ha pasado. Te quedarás alucinado.

Sergio Fidalgo dijo...

creo que te haré caso... ¿Saldrá una nueva obra de arte gracias al arroz negro?

Svend dijo...

por supuesto que uno mira los resultados de su propia digestión. Es la satisfacción de decirte "mira lo que he adelgazado de golpe"

Ferrys dijo...

El del maíz Churruca es uno de los olores de mi infancia. Entretenerse picando unos granos mientras el profesor nos hablaba, por ejemplo, de los comuneros (Bravo, Padilla y Maldonado -¿Por qué cojones lo recuerdo?-) era una acto suicida, pues la clase quedaba inundada de un olor inconfundible... y natural, no como el de Mister Corn, que es un producto cargado de aromas artificiales y que deja las manos y la ropa apestando a barbacoa sintétia para el resto del día.
Por cierto... yo mido la calidad de las marcas blancas según la comestibilidad de sus pistachos, y los del Dia deberían estar prohibidos por el Ministerio de Sanidad. Los de Caprabo, sin embargo, tienen una calidad más que aceptable.

Sergio Fidalgo dijo...

Totalmente de acuerdo... los pistachos del DIA son infumables.