jueves, 12 de mayo de 2005

Ni Bécquer, ni Byron...

Aquí tenéis más muestras de mi gran habilidad para perpetrar pseudopoemas lamentables. Qué los disfrutéis, y si queréis enviarme un jamón de jabugo, mandadme un correo electrónico y gustoso iré a recoger ese manjar de dioses.

Love boat

El crucero del amor
tu y yo
juntos
en el puente de mando

Un daikiri cariño,
sí mi amor,
y de paso
tírate por la borda

Medias negras

Deseo total
Piernas perfectas
Cuanto morbo
en un todo a cien

Ese gilipollas
no detecta
mis pelos
de medio palmo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

CADA DIA TUS POEMAS SE ASEMEJAN A LOS HAIKUS JAPONESES,POESIAS LLENAS DE SENSACIONES, ESPIRITUALIDAD, SENTIMIENTO...
POR CIERTO COM GANADOR DEL CONCURSO AÚN NO HE RECIBIDO MI PREMIO, ACASO ERA UNA FALACIA PERICA,UN VIL ENGAÑO,CADA DIA TE PARECES MAS A ZAPATERO HACIENDO PROMESAS QUE NO CUMPLES, ¡¡ RADICAL!! ALIADO DE LOS SEPARATISTAS...
GIMENEZ LOS SANTOS

lady silvia dijo...

Tus poemas son la luz que ilumina nuestros corazones.

Anónimo dijo...

Ufff
Me duele.
Me duele tanta belleza.

Sergio Fidalgo dijo...

lo comprendo... mi gran talento os deslumbra