jueves, 28 de abril de 2005

Mítica Odette

La mítica locutora Odette Pinto ha publicado sus memorias (“Pasión por las Ondas”, Arcopress) y estoy tentado de prostituirme para conseguir los fondos para adquirirlas. Este monstruo de la radiodifusión, que ha protagonizado algunos de los momentos más memorables del masaje radiofónico, merece una tremenda ovación por parte de los maravillosos lectores de la no menos maravillosa “La vida es una tómbola”. Un aplauso para la comunicadora más fantástica y entrañable mientras el Dr. Alomar nos obsequia con sus consejos médicos: ¡Bravo! ¡Bravo! ¡Bravo!

Necesito un chute

Tendré que meterme un chute de “caballo” o fumarme un bonsái después de leer que Benidorm le ha dedicado a Eduardo Zaplana una avenida de ocho kilómetros, la que bordea las instalaciones de Terra Mítica. ¿Cuáles son su méritos? ¿Tener el más bello tupe del mundo? ¿Tener la sonrisa más seductora de toda la Comunidad Valenciana? ¿Tener el record de naranjas exprimidas por hora? Y ahora le quieren dedicar un pabellón deportivo en esta localidad. ¿Por qué no me lo dedican a mí, por mi eficaz labor a la hora de promocionar los productos de la tierra, como la Fanta de naranja?

6 comentarios:

castaway dijo...

Coño, Sergio, sin despreciar tus méritos por el consumo intensivo de Fanta naranja (el refresco nazi, por cierto), Zaplana te puede gustar mucho, poco o nada, pero es mínimamente lógico que le pongan el nombre de esa avenida si él fue el que cuando era presidente de la Comunitat Valenciana lideró personalmente todo el proyecto de Terra Mítica. Lo que no le van a llamar es avinguda de l´Ebre, eso te lo puedo garantizar.

German dijo...

Ademas de haber sido alcalde de Benidorm durnate su ultima regenaracion.

luisma dijo...

ah, pero, Terra mitica aun existe?

Svend dijo...

bueno, si es la avenida que yo creo que es (me he criado por esos lares, historia larga de contar), es una cosa alucinante. A ver si puedo describrirlo: imaginaros un paisaje como el los spageti-western. Sí, ya sé que se rodaron unos pocos centenares de km más al sur, pero los incendios forestales hacen lo suyo. Y por este paisaje, entre lunar y desértico, hay una avenida perfecta con 2 carriles por sentido, vial de bicicleta perfecta (para el suicida que quiera ir a Terra Mítica bajo un sol de justicia y 35°), franjas de cesped y arbolado y acera para peatones de amplitud impresionante con bancos cada cuantos metros. Naturalmente cada cruce es en plan rotonda gigantésca de varios carriles (odio las rotondas de varios carriles, es un invento de los chapistas). Lo kafkiano es que la avenida constituye una franja en medio de este paisaje, a ambos lados hay "naturaleza". Da cosa conducir por ella.

Bueno, ese es mi recuerdo. Probablemente la avenida ahora esté bordeada de bonitas casas adosadas y chalets, el cesped ha quedado chamuscado y los socavones son capaces de tragarse coches hasta el tamaño Seat Toledo.

castaway dijo...

Svend, sigue tal y como lo cuentas, al menos hasta hace seis meses. De hecho, es como todo vial de acceso a un parque temático, un larguísimo tramo salteado de rotondas y flanqueado de vallas y aparcamientos, desprovisto de cualquier tipo de construcción y con esa enorme pared con el cartel de Terra Mítica quedando a mano derecha; muy acertada tu analogía con el paisaje de los western´s. Y el habitual ambiente (yo también me críe unos añitos en esas tierras) de 40 grados a la sombra.

Svend dijo...

cuando vaya en verano, prometo hacer fotos. Se podría organizar una excursión...