jueves, 10 de febrero de 2005

Wonderful Carmelo

Cómo se nota quien está en el gobierno, y quien en la oposición, y que los que ayer se rasgaban las vestiduras por la falta de transparencia informativa del ejecutivo catalán, ahora son los que ocupan esos despachos. Las trabas que han puesto las autoridades a los periodistas en el Carmelo es una muestra más que la teórica izquierda tiene, a los cinco minutos de detentar el poder, los mismos “tics” que la derecha. Sólo la presión ha servido para que las autoridades dejen trabajar en libertad a la prensa. Que los progresistas se dediquen a tapar y a justificar lo injustificable simplemente porque ahora mandan los suyos denota que cada vez hay menos esperanza posible, salvo el escepticismo y el cinismo.

Media Cataluña se cae

Vecinos en Sallent que también tienen sus casas agrietadas desde hace años por culpa de una mina, ciudadanos del Bon Pastor que también han visto como sus viviendas se han visto afectadas por las obras del metro… ¿Cuántas cosas saldrán ahora que se han vivido durante los veintitrés años de oasis catalán y el año y pico de paraíso progresista?

No me hagan mucho caso

Será que hoy estoy con la menopausia, pero todo este asunto del Carmelo me está dando muy mal rollo. Espero que mañana vuelva a salir el sol.

4 comentarios:

Galaicoman dijo...

Pues sí, Lord Fidalgo y compañía: ¿Se imaginan uds. una catástrofe de semejantes proporciones en barrios como el Eixample o Sarrià? No: allí hubieran hecho 27.512 catas geológicas del terreno, si fuese necesario. Y se hubiera reforzado el túnel con titanio, cómo no. No vaya a ser que el perrito de los señores de Villaespesa y Alvear sufran con las vibraciones de las máquinas tuneladoras.

Lo del Carmelo (lo siento, pero ése es el nombre con que sus vecinos lo conocen, y pese a ser políticamente incorrecto, prefiero llamarlo así) es una prueba más de que, con o sin socialistas en el poder, un tipo de clase media baja es un pringao. Y, desgracidamente, el Carmelo es un barrio habitado por gente así. Es decir: que te pueden construir un túnel a toda prisa, con estudios del suelo precarios. Y que por ello se te hunda la casa; o no se te hunda, pero tú ya estés hundido anímicamente. Y aquí no pasa nada. Total: Son pringaos.

Tampoco veo muchos autobuses de la metadona en los barrios altos. Sólo apacibles parterres y jardines donde niños de bucles rubios juegan con sus macizas baby-sitters.

"I'm berliner too", decía Kennedy ante el bloqueo de la ciudad por los rusos. También nosotros, un poco, somos ahora de El Carmelo.

Vanessa Pechos dijo...

Dios mío... has citado a Kennedy, tú ser salido del averno has puesto en tu boca el nombre del divino amo de Camelot. Oh, sin duda alguna eres mi hombre y tengo que ser tuya ahora mismo. Llámame al 906 69 69 69

Galaicoman dijo...

Cacho perra, voy a hacerte mía, y excavaré en tí cual tuneladora del Carmelo. Tu único derrumbe será de placer, of course, jeje

Galaicoman dijo...

Cacho perra, voy a hacerte mía, y excavaré en tí cual tuneladora del Carmelo. Tu único derrumbe será de placer, of course, jeje