viernes, 16 de septiembre de 2005

Orujito de café

Qué rico es el orujito del café, sobre todo después de una buen yantar. Hoy comí con un amigo al que hace tiempo que no veía, y tras el yogurcito de postre, cayó un chupito de esos que reconfortan el alma y el espíritu. Uno es pobre, pero en el fondo soy un señor. ¿A que sí, mis queridos lectores?

Puto Werder Bremen

Voy a dar rienda suelta a mi vena antibarcelonista. ¡Qué malos son los del Werder Bremen, que perdonaron la vida a los culés! El Barça ganó con justicia, porque cuando haces el pamplinas fallando lo que no se puede fallar, mereces morder el polvo.

Vanessa

Recordad que Vanessita Pechos ha vuelto a contarnos su vida. El enlace con su blog está en la parte izquierda de esta web.

2 comentarios:

candy dijo...

POR FAVOR, ERES UN SEÑOR, PERO QUE DIGO? eres todo UN SEÑOR, DE LOS PIES A LA CABEZA, y mira que hay trecho eh?
Ay! el orujito, que bien te debio de sentar, sobre todo al estomago.
Un besote

Josep, el poeta de Sants dijo...

T'ha faltat comentar el reportatgesobre els raelians.

O com els lletjos també carden...

"Os seminários são como um delicioso banho de "juventude", um tratamento de prazer, uma janela para a eternidade, uma vista sob o infinito, um renascer da consciência, um encontro com nossos pais do espaço, uma viagem de auto descobrimento, uma aventura sagrada e muito mais ainda…"