miércoles, 2 de marzo de 2005

El soufflé catalán

Muy bien por Pasqual Maragall: primero monta el lío del 3 % para distraer la atención de los problemas del Carmel, y después compara la situación política catalana con un soufflé. Estos políticos no tienen ningún tipo de vergüenza, ni la presunta izquierda, ni la presunta derecha ni el presunto extremo centro. En fin, menos mal que uno intenta no preocuparse mucho de estos temas, y prefiero pensar en vivir y disfrutar que en seguir los dictados de nuestros queridos dirigentes.

Un empate glorioso

Tras sufrir en el templo del mal durante noventa y cinco minutos, el Espanyol consiguió un agonizante empate a cero contra el Barça a costa de la salud física y mental de sus seguidores. Pero tras seis intentos baldíos, al fin puedo decir que sé lo que es ver puntuar a mi equipo en el coliseo azulgrana. ¡El año que viene, a por los tres puntos!

1 comentario:

Fol2DTiS dijo...

Doncs xatu, si voleu els 3 punts espero que no aneu a jugar un altre cop a l'atac-i-gol com vau fer ahir, que el futbol consisteix en jugar-lo i no a veure'l venir.