lunes, 21 de marzo de 2005

Niubò y Benach

El lunes pasado estuve en el Parlament, en un acto aburrido para premiar a los periodistas deportivos de la cuerda del gobierno y a los amigos de Niubò, que sólo sirvió para que descubriera cómo se gastan la pasta nuestros gestores públicos en adecentar palacios, y comprobar lo mucho que ha engordado Benach desde que es uno de los líderes institucionales de la patria. La verdad es que lo han dejado precioso. Cómo era un acto para la prensa, para que estuviéramos contentos, nos echaron un poco de pienso en forma de canapés, pica-pica y pijaditas. La semana pasada fue muy gastronómica, ya que el jueves
también quedé con un amigo en su casa para gorrearle unas sabrosas patatas a la riojana, y el sábado disfruté en el gran O'Bierzo de mi amigo Edu de un yantar increíble a costa de una buena amiga y mejor persona (aunque me maltrata psicológicamente llamándome serdo).

El Barça, campeón

Ya no hay quien les quite la liga a los culés. A resignarse y a aguantar el chaparrón, porque TV3 nos va a obsequiar con varios "programas" especiales de doscientas horas de duración. Tendré que refugiarme en mi colección de vídeos de Esteso y Pajares. Y aunque los pericos ya podemos estar contentos con la temporada que hemos hecho, no estaría mal que remataran la faena y que no se durmieran, que meternos en Europa está a un paso. Y me da que los jugadores se han empezado a dormir.

2 comentarios:

Tanned dijo...

Lo de la "orondez" de Benach es comprensible debido al sedentarismo que comporta su cargo (a diferencia de su actividad anterior como cap de colla que le mantenía en mejor forma) ...

No se preocupe por las celebraciones culerianas ... que unos "bailen" al ritmo de Carlinhos Brown mientras otros "bailen" 22

Vila-Arranz dijo...

Yo ya te he reservado en el kiosko uno de esos maravillosos videos resumen de la temporada con los mejores goles de Etoo... o no recuerdas cierta camiseta? Por cierto, despues de leer los comentarios de muchos de tus lectores del e-noticies me dan ganas de abandonar la fe blaugrana.