viernes, 18 de marzo de 2005

Qualité

Estos días he tenido la fortuna de aprobar dos de mis asignaturas pendientes: visionar El Soplagaitas, de Fernando Esteso, y Los Chulos, de Esteso y Pajares, dos películas míticas de la caspa ibérica que aún no había visto. En la segunda Esteso suelta una sentencia digna de ser esculpida en el frontispicio del Instituto de la Mujer: "son buenas chicas, un poco putitas, pero buenas en el fondo". Ya no se dicen frases así en las películas, expresiones que salen del alma del macho hispano, y que resumen miles de años de cosmovisión cañí. El Soplagaitas es un film excelso, es impagable ver a Esteso vestido de gaitero escocés en un club de alterne. Aunque también lleva un disfraz de gaucho digno de Mortadelo.

El maestro Segura

Gregorio García Segura se merece un homenaje como responsable de las melodías de buena parte de las películas de Mariano Ozores. Sus composiciones pegadizas han hecho las delicias de generaciones de amantes del cine cañí. La banda sonora de Los Bingueros tal vez sea su obra maestra, pero este stajanovista de la música es el responsable de docenas de melodías magistrales. Esta semana disfruté la de El Soplagaitas, y es simplemente maravillosa.

Un nuevo libro

Empar Moliner ha sacado un nuevo libro, una recopilación de sus artículos periodísticos. Cuando tenga más datos, os torturaré con ellos. De momento no os doy más datos, salvo deciros que soy un perro que se ha dormido y que por eso no asistió a la rueda de prensa de presentación del mismo. Soy un auténtico desastre.

1 comentario:

Galaicoman dijo...

"En la segunda Esteso suelta una sentencia digna de ser esculpida en el frontispicio del Instituto de la Mujer: "son buenas chicas, un poco putitas, pero buenas en el fondo"

-Ten cuidado, Fidalgo, que el Poder Fáctico Femenino (PFF), desde las "Mujeres Sociatas Políticamente Correctas" hasta el "Frente Lesbiano de Liberación Nacional" te van a declarar "Macho Non Grato". Por advertirte que no quede. De nada.